Ciclo de Cáncer

Queridos bellos lectores,  ya estamos en Luna Nueva y nos acomodamos dentro de nosotros mismos para celebrar el Ciclo de Cáncer,  casa 4,  signo de agua,  cardinal.  Su regente es la Luna.

Digo nos acomodarnos porque Cáncer y la Luna simbolizan el Hogar,  eso que de nosotros mismos ya podemos identificar que es cotidiano en nuestra identidad.

Cáncer es la Auto imagen. Así,  la imagen de nosotros mismo está  impregnando nuestro ser a partir de la mirada original de la Madre y del hogar que nos acuno al nacer. Nos guste o no,  este hogar – esta ‘madre arquetípica’ – ha permitido crear en nosotros mismos una auto imagen que nos da el primer yo soy. Investigando este primer modelo de nosotros mismos que deviene de los otros significativos de nuestra primera infancia,  vamos descubriendo que somos a partir de todos aquellos que nos han venido ‘mirando’.  Por lo tanto,  revisar las relaciones significativas en nuestro presente es a la vez que sanador por la conciencia de a partir de qué  espejos estoy escogiendo mirarme,  una práctica tremendamente importante para descubrir en dónde  Tengo aumentada mi seguridad emocional.
El Ser Humano intenta sobrevivir,  como la mayoría o todas las especies en esta Tierra,  por lo que en este estado de impulso vital,  sostener seguridad emocional es adaptativo para seguir existiendo…   ya sea sosteniendo determinados patrones de amor,  sistemas de economía específicos,  sistematizando un determinado tipo de deseos,  etc.

Lo interesante de este Ciclo Astrológico es que nos permite revisar hasta dónde  estamos dispuestos a sostener una determinada imagen de nosotros mismos y de qué manera es posible  ampliar nuestra seguridad emocional. Si observamos nuestra Carta Natal,  ahí  donde está Cáncer como signo,  dónde se ubique la Luna y qué  signos estén bañando la casa 4,  tenemos toda posibilidad de tomar el desafío de convertirnos en la Madre contenedora de nosotros mismos y dentro nuestro sentir el Hogar más  ideal (bonito y practico) que deseemos,  conociéndonos en nuestros deseos y aprendiendo  a aceptar nos en nuestras limitaciones (Capricornio,  opuesto  complementario de Cáncer).

También  son tiempos de revisar nuestra relación con nuestra Madre y sembrarla así  como la deseamos y aceptándola al mismo tiempo para conocernos un poco más.
Bendiciones  a todas y todos,  recuerden que estoy disponible si desean trabajarse a ustedes mismos y conocerse un poco más,  para llevarse hacia los lugares y rincones deseados de la Humanidad dentro de ustedes y de la Tierra.

Comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo

Dejar un comentario

Su correo no será publicado
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>