cancer

Queridos lectores, la Tierra sigue girando, y junto a su ineludible continuidad en la órbita que la sostiene al universo, entramos en el Ciclo de Cáncer.

Es el ciclo del agua más básica, que es todo contenedora aquí en la Tierra, permitiendo la continuidad de la vida.
Es el ciclo de la Madre, Arquetipica y en su función materna: contenedora y continente nutricio del niño/a al llegar a la Tierra.
La madre desde el útero contiene a su hijo en su especificidad de adivinar el deseo del hijo/a para darle continuidad a su vida en las temáticas de supervivencia: nutricion, abrigo, limpieza, afecto, etc. Podríamos decir que venimos a la vida así de indefensos para despertar en la Madre el instinto de nutrición y cuidado. ..que posteriormente hemos de buscar desarrollar en nosotros mismos para vincularnos a la vida a través de la auto nutrición y el auto cuidado y así darle continuidad a nuestra existencia en la Tierra.

Así, en primera instancia, aprender los cuidados nutricios y continentes de una madre (o figura de cuidado que cumpla la función materna) serán escuela y molde para practicar esta función con los otros, y con uno mismo en el cuidado: así como nos aman, aprendemos a amarnos, así como nos cuidan aprendemos a cuidarnos…heredando consciente o inconscientemente una modalidad de auto cuidado, que para buena fortuna nuestra es posible resetear y modelar de acuerdo a las necesidades históricas del momento.

Lo bonito de esta tecnología materna de auto transformación y autocuidado, es que es posible asimilarla en estos tiempos y cuando los requerimientos de la vida así lo demanden. Es tecnología porque es un dispositivo inteligente inherente a nuestra humanidad: nacemos técnicamente inoperantes para sobrevivir solos, indefensos, y eso nos hace deseantes de un Otro ‘instintivamente amoroso’ que sostenga nuestra permanencia en la Tierra.
La invitación entonces es a comprender durante este ciclo de Cáncer cómo es que cada uno de nosotros toma la experiencia del vínculo materno, y en consecuencia, del vínculo con los otros que escoje amar y consigo mismo; recreando el amor aprendido con la madre, bueno o malo desde la interpretación subjetiva, pero seguro, posible de experimentar una y otra vez en las relaciones la repetición de ese patron – molde – de amor. La posible auto transformación será de acuerdo a cómo es que deseamos ser amados y amar.

Con el análisis de la función materna nos aseguramos trabajar en nuestra contención y nutrición; dándole ahora el sello personal a esa modalidad de amor y cuidado, adaptada a las necesidades actuales, siempre en evolución.

Agregar a este complejo entendimiento acerca del Arquetipo de la Madre una complejidad más: que el Ego se fundamenta en la seguridad emocional, primero materna, luego propia. Allí donde nos identificamos como identidad y creemos que somos es donde nuestras aguas emocionales se sienten seguras… y se crea una seguridad emocional en la armonía o en desequilibrio, dependiendo de nuestra relacion con la Madre. De ahí la importancia de desarrollar un trabajo de la conciencia develando el inconciente respecto a nuestros modos particulares!

Cancer es la primera agua del zodíaco, escorpio la segunda agua, y piscis la tercera. Es la Tríada del agua, y comprender en cada Carta Natal la dinámica de esta tríada, es abrazar el autoconocimiento desde el análisis de nuestra seguridad emocional y la evolución de nuestra conciencia con un Ego más amoroso, seguro y consciente de si mismo.Finalmente, decirles que en sus cartas está la dinámica de la Luna – el regente de Cáncer que simboliza la Madre- entregando información acerca de estas temáticas dada la casa en la que está ubicada, dónde está el signo de Cáncer y la información específica de la casa cuatro con sus planetas y signos correspondientes; pudiendose integrar también la polaridad de Cancer, Capricornio, en su función protectora y estructurante para adaptarnos a la vida en sociedad.

Para quienes ya conozcan su Carta Astral y sus temáticas natales, sabrán bien cómo recibir estos entendimientos y aprovechar el ciclo para resetear su forma hacia una más amorosa, segura y autocontinente. Otros sabrán reconocer estas temáticas en sus vidas porque simplemente la experiencia misma aquí en la Tierra es escuela en las temáticas del autocuidado y la transformación hacia los demás y hacia nosotros mismos. Espero poder ser un apoyo en ahondar en esa visión con mayor certeza, ofreciendo la reflexión en el aquí y ahora y actualizando nuestro poder tecnológico de amarnos a nosotros mismos!

Los invito a acercarse a mi cuando lo requieran y a consultar su Carta Natal a quienes deseen hilar fino en la Madre que son y la que desean Ser con otros o consigo mismos, conociendo en su propio mapa los patrones inconcientes y posibles de traer a la conciencia para la auto transformación amorosa hacia la seguridad emocional.

Les deseo una bella siembra de Cancer: que se puedan sentir abrazadas y abrazados por estos entendimientos acerca de la Madre que uno es para sí mismo para así ir a cortar el cordón umbilical donde es necesario hacerlo, y poder afianzar – reforzar- el Cordón Umbilical con la Tierra que es la Madre Continente mayor…que calladamente – y a veces no tan silenciosa- nos da la nutrición y cuidado ordenadamente con un tiempo para cada cosa: una vez el día, una vez la noche, una vez el otoño, otra vez el invierno, otra la primavera y otra vez el verano. Recordar en esta siembra que la fuerza de gravedad nos sostiene a la Tierra y permite la relación con ella y los elementos, dándole continuidad concreta a nuestra Vida. Recordar entonces la GRATITUD a la Tierra y a la Vida.

Por último, que la siembra de aquello que NO deseamos ser pueda ser revisado respecto a aquellos vínculos y patrones (actitudes y costumbres) que nos alejan de nosotros mismos y que aquello que SÍ deseamos para nosotros mismos se dé manifestado, atrayendo relaciones y nuevas formas y modos que nos ayuden a acercarnos a nuestro auto conocimiento y nuestra auto contención.

Un gran abrazo y espero podamos nutrirnos y sentirnos contenidos en este gran mandala del que somos parte al vivir en Pirque, agradeciendo la contención de esta revista que da la continuidad a una relación entre todos nosotros, y agredeciendo especialmente por poder ofrecer esta guía astrológica y poder estar al servicio, dándole un sentido amoroso a ser parte de Pirque.

Fernanda Miranda
Análisis Carta Astral Psicóloga

Comentarios

  1. Francisco

    abril 15, 2015 (17:21) Responder

    Quizas usted tenga razón en equilibrar los defectos, pero lo primordial es desintegrarlos de la Psiquis,para eso el ser humano no puede hacer tamaña empresa por si solo, necesita imperantemente una ayuda divinal, ademas de auto-observarse para poder entender y comprender a fondo tal o cual defecto y de esta manera entregarlo en un acto de inmenso sacrificio a la humanidad.

  2. cartaastral1402

    julio 24, 2015 (02:46) Responder

    A eso es justamente a lo que le llamamos en la Astrologia Evolutiva ESPIRITUALIZACION DE LA CONCIENCIA… en el servicio a la sociedad. muchas gracias Francisco por su comentario. bendiciones!

Dejar un comentario

Su correo no será publicado
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>